jueves, 28 de marzo de 2013

Un accidente memorable

El 5 de enero de 1987, a las 7: 30 AM, una rotura en un enorme tanque donde se almacenaba miel final en el Puerto de Manatí provocó el derrame de cuatro mil 400 toneladas métricas del producto, un derivado de la caña de azúcar (foto de la época). El accidente se produjo por el vacío que ocasionó en el viejo depósito la presión de la miel, acción que hizo saltar las soldaduras de una de las chapas, cuyo montaje databa de 1912, cuando comenzó a construirse el desaparecido ingenio azucarero Manatí. Afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas, pero las afectaciones económicas ascendieron a 170 mil 756 pesos, además del estrago ecológico originado por el indetenible escape de miel hacia la playa, distante apenas unos pocos metros. El derrame fue tan cuantioso que las calles aledañas al tanque se anegaron del viscoso producto, ante los ojos asombrados de los vecinos

0 comentarios:

 
CUBA JUAN © 2010 Realizado por Diseño de Blogs