jueves, 28 de agosto de 2008

¿Qué es la escala Saffir-Simpson?

Cada vez que un ciclón tropical amenaza con sus vientos y marejadas el territorio cubano, los informes meteorológicos se refieren a la escala Saffir-Simpson y a sus categorías. En vistas de la proximidad del huracán Gustav a mi provincia en el oriente de la isla grande, reseño la génesis de esta norma de clasificación y los perfiles de sus cinco gradaciones.
La paternidad de la mundialmente conocida escala se les adjudica al ingeniero norteamericano Herbert Saffir y al director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, Robert Simpson, quienes, en la década de los años 70 del siglo pasado, la desarrollaron para medir la intensidad de los ciclones tropicales y establecer sus daños potenciales a partir de la velocidad alcanzada por el viento.
Ambos trabajaban por entonces en un encargo de la ONU acerca de los estragos de los huracanes en viviendas de bajo costo, frecuentes en el centro y sur del norteño país. Con esa encomienda concibieron la escala que lleva sus apellidos y que tiene en cuenta, además de los vientos, la presión mínima y las marejadas que genera.
La escala Saffir-Simpson señala los daños potenciales susceptibles de ser provocados por los vientos máximos sostenidos y la presión atmosférica de los ciclones tropicales. Pero no tiene en cuenta la cantidad de lluvia ni la situación geográfica de la zona castigada. Así, un ciclón categoría 3 puede causar más daños en una ciudad que un categoría 5 en una zona despoblada.
CATEGORÍA 1 (daños mínimos)
-Vientos sostenidos de 119 a 153 kilómetros por hora.
-Presión barométrica mínima igual o superior a 980 milibares
-Daños mínimos, principalmente a árboles, vegetación y casas en mal estado constructivo.
-Destrucción total o parcial de líneas eléctricas y letreros mal puestos.
-Marejadas de 1,32 a 1,65 metros sobre lo normal.
-Daños menores a los muelles y atraques.
CATEGORÍA 2 (daños moderados)
-Vientos de 154 a 177 kilómetros por hora.
-Presión barométrica de 965 a 979 milibares.
-Daños considerables a árboles y vegetación. Grandes daños a casas en mal estado constructivo y al tendido eléctrico.
-Destrucción parcial de tejados, puertas y ventanas, pero pocos daños a estructuras y edificios.
-Marejadas de 1,98 a 2,68 metros sobre lo normal.
-Carreteras y caminos inundados cerca de las costas.
-Daños considerables a muelles y embarcaderos.
CATEGORÍA 3 (daños extensos)
-Vientos de 178 a 209 kilómetros por hora.
-Presión barométrica mínima de 945 a 964 milibares.
-Daños amplios. Grandes árboles derribados.
-Daños tejados, puertas, ventanas y edificios pequeños.
-Marejadas de 2,97 a 3,96 metros sobre lo normal e inundaciones en zonas costeras, con Destrucción de edificios cercanos al litoral.
-Las grandes estructuras cerca de las costas son seriamente dañadas por el embate de las olas y los escombros flotantes.
-Los terrenos llanos de 1,65 metros o menos sobre el nivel del mar se inundan hasta más de 13 kilómetros tierra adentro.
CATEGORÍA 4 (daños extremos)
-Vientos de 210 a 250 kilómetros por hora.
-Presión barométrica mínima de 920 a 944 milibares.
-Daños extremos. Árboles y arbustos son arrasados por el viento.
-Amplios daños en techos, puertas y ventanas. Hundimiento de techos en viviendas pequeñas.
-Marejadas de 4,29 a 5,94 metros sobre lo normal.
-Los terrenos llanos de 3,30 metros o menos sobre el nivel del mar se ven inundados hasta 10 kilómetros tierra adentro.
-Cae el señalamiento vial. Casas y edificios con daños graves.
-Inundaciones enormes y erosión severa de las playas.
CATEGORÍA 5 (daños catastróficos)
-Vientos de más de 250 kilómetros por hora.
-Presión barométrica mínima por debajo de los 920 milibares.
-Árboles y arbustos arrasados y arrancados de raíz por el viento.
-Daños de gran consideración en los techos de los edificios.
-Anuncios y letreros arrancados y llevados por el viento a gran distancia, ocasionando a su vez más destrucción.
-Hundimiento total de techos y paredes de residencias pequeñas.
-Marejadas de 4,29 a 5,94 metros por encima de lo normal.
-Los terrenos llanos de 3,30 metros o menos sobre el nivel del mar son inundados hasta seis millas tierra adentro.
-Grandes daños a pisos bajos de estructuras cercanas a la costa por las inundaciones y el batir de las olas llevando escombros.
-Rutas de evacuación interrumpidas por subida de las aguas entre tres y cinco horas antes de la llegada del centro del ciclón.

 
CUBA JUAN © 2010 Realizado por Diseño de Blogs