miércoles, 25 de febrero de 2009

Llegó el visitante 30 mil

Hace cuestión de unos minutos husmeó un rato por CUBA JUAN el visitante número 30 mil. Desconozco su procedencia y mucho menos su identidad. ¿Sería un taiwanés? ¿O quizás un chileno? ¿Acaso un marroquí? ¿Pudiera ser un español? ¿A lo mejor un compatriota? Nunca lo sabré, pero es algo que no me quita el sueño. De cualquiera de esas latitudes -y de muchas otras -me han honrado con su cibervisita 30 millares de veces desde aquel diciembre del 2005, cuando esta página salió a navegar por la red con la misma zozobra del grumete que se enrola en su viaje inaugural. ¡Qué gran alegría me causaron los primeros comentarios! ¡Cuánto agradecí las primeras firmas en mi Libro de Visitas! Recuerdo con especial cariño a Esthercita Fernández, manatiense de ley y una de las personas que más entusiasmo demostró con mi proyecto. Sus mensajes llenos de aliento me compulsaron a mantener el rumbo. Y, como ella, ni se sabe cuántos coterráneos más que andan dispersos por todo el mundo sin perder de vista sus raíces. Con ellos intento mantener una comunicación que nos permita interactuar. Ustedes no se imaginan lo útil que me sentí cuando hice públicas aquí en mi retablo personal, las fotos de los estragos causados por el huracán Ike en Manatí en septiembre pasado. Y cuando les reseñé con los ojos húmedos y un nudo en la garganta la magnitud aterradora del desastre. Para eso sirven también -¡y muchísimo!- estas páginas que viajan con la mejor de las intenciones. Para aproximarnos, independientemente de las distancias; para entendernos, independientemente de las ideologías; para querernos, independientemente de los parentescos. Esas son algunas de sus conquistas. Sería una torpeza dejarlas pasar de largo. Hay que aprovecharlas en beneficio común. Desconozco la nacionalidad y el nombre de mi visitante número 30 mil. El mismo que ahorita se paseó por algún post de CUBA JUAN sabe Dios con qué motivaciones en su display. Chino, salvadoreño, egipcio, canadiense, iraní, neozelandés, namibio, griego, israelí o de la mismísima Conchinchina, le agradezco -aunque nunca se entere- la gentileza de su visita. Y les ofrezco garantías a él y a las personas decentes de la red de que en mi espacio tienen las puertas abiertas.

5 comentarios:

Ing. Kamir dijo...

Moralito, siempre quise haber sido el pitcher al cual Orestes Kindelan le hubiera dado el jonron numero 500 (hecho malogrado sin justificaciones), hoy hubiera querido ser el visitante numero 30000 de tu pagina, a estas alturas ya fuera famoso.

Gracias periodista, vecino, amigo por tus lineas que tanto disfruto. Kamir

García Ginarte dijo...

Morales, felicitaciones por mantener tu blog con publicaciones que ganen el interes de los internautas.

Juan Cuba dijo...

Gracias a los amigos que me han escrito. A mi vecino y amigo Kamir, que cumple misión en la lejana Sudáfrica. Y al colega García Ginarte, siempre tan amable y a quien espero un día saludar personalmente. Juan

Esther dijo...

Mis saludos afectousos como siempre eres merecedor. No seria la visitante numero 30000, pero te aseguro que aun mejor cifra alcance...soy la numero 32412, que te parece?
Esthercita
Gracias por tu correo de ayer, besos a las ninas.

Anónimo dijo...

saludos Juan,es posible que sea yo el 30 ,000,soy cubano y vivo en un pueblo serca de atlanta usa

 
CUBA JUAN © 2010 Realizado por Diseño de Blogs