sábado, 28 de febrero de 2009

Mis hijas hoy

Soñadora
Original
Fina
Inteligente
Adorable


Bondadosa
Efusiva
Alegre
Tremenda
Risueña
Intranquila
Zalamera

Espero que mis lectores no me cuelguen el sambenito de «padre apasionado» y me excusen de la retahíla de adjetivos hermosos que he puesto en el currículo de mis hijas. Les garantizo que no convoqué a ninguno «a la cañona» para resolver las exigencias del acróstico. Los seleccioné porque retratan con exactitud las respectivas personalidades de Sofía y Beatriz. Aclaro que los términos son diferentes entre sí porque sus destinatarias, por fortuna, también lo son. ¡Bien que lo sabré! Pero esos detalles solo pueden calibrarse desde la perspectiva de un padre. ¿Defectos? Sí, me imagino que ellas los tengan (aunque no estoy seguro jajajajaja...). Pero, por favor, no pretendan que sea yo quien asuma ese inventario. Además -y a pesar de lo generalmente aceptado- la perfección suele ser aburrida. Porque, si de niños se trata -y de niñas, como me rectificaría Sofía con su proverbial enfoque de género-, llorar sin ningún motivo, poner patas arriba la casa, fastidiar en momentos inoportunos, pintar con crayolas las paredes, negarse a tomar un medicamento, exigir a gritos la leche en plena madrugada, encapricharse con un juguete inalcanzable para el bolsillo, intruducir trozos de galleta por la ranura del lector de disquetes de la computadora, triturar el material de poliespuma de mi casco de motorista, descolgar durante sus retozos el teléfono, quebrar contra el piso las puntas de los lapiceros y garabatear libretas de notas también tiene sus encantos. Se los puedo jurar por las deliciosas y terribles horas -¡meses!- de estrés, insomnio, malestar, pánico, nerviosismo, desequilibrio, cefalea y alteración que tengo acumuladas en la caja del cuerpo desde que mis hijas me hicieron el fabuloso regalo de venir al mundo. He dicho...

7 comentarios:

Carlos M. Perez dijo...

Te lo digo de nuevo? que bonitas tus chicas!

Yolanda Molina Pérez dijo...

Juan están preciosas!!! y tú cogido en la rueda de los padres "adultos mayores", beso a las nenas, un abrazo para Iris y otra para tí.

García Ginarte dijo...

Morales, todavía recuerdo la crónica que publicaste cuando comenzaste a sentir las emociones de ser padre, ya veo que sigues descubriendo la felicidad de la vida desde esa perpectiva. Tus nuevas entradas a CUBAJUAN las tengo publicadas en lista de los blog que sigo. Suerte. Garcia Ginarte

flor dijo...

maralito tu hijas sos hermosos que dios te las vendigas

Ing. Kamir dijo...

Ya veo, lindas t...itas, jajajaja, no se si cae bien, por eso no lo pongo jajaja, pero sabes que con mucho carino a todas las llamo asi, por diablitas que son.

Buen curriculum de fechorías, les ganaron a las mías, son preciosas, espero Iris no se moleste pero salieron a ti, jeje. SLDS

Juan Cuba dijo...

Gracias a quienes me han escrito. Una vez leí una frase que me agradó muchísimo. Dice: "Solo hay un niño hermoso en el mundo y cada madre lo tiene". Se puede extender a los padres, ¿verdad? En fin, mis hijas son mi felicidad. Perdónenme si insisto en pregonarlo.

García Ginarte dijo...

Morales, he leído el comentario sobre esta entrada, realmente las vivencias sobre la paternidad,las que estas viviendo forman parte de la etapa por las que tus hijas están pasando, porque lo hacen un link con una crónica que recuerdo publicaste sobre tus espectativas como padre. Yo fui padre joven ahora mis experiencias son distintas te envito a la leer Isla mía (http://varioscriterios.blogspot.com/ y el último !!Alerta!!El Reguetón toma mi casa.

 
CUBA JUAN © 2010 Realizado por Diseño de Blogs