miércoles, 1 de octubre de 2008

Gratitudes

Agradezco mucho a quienes me visitan y dejan su constancia textual en mi weblog. Eso reconforta y da una medida de cuán provechoso puede resultar un proyecto como este en materia de información y comunicación. Sin embargo, me gustaría que pusieran también sus nombres completos y sus respectivas direcciones electrónicas para poder responderles y estabilizar así el intercambio. Por favor, consignen esos datos y les contestaré con gusto sus mensajes y comentarios. Claro, me refiero a aquellos que me escriben desde posiciones de respeto, independientemente de sus criterios políticos. Me ha parecido siempre que la amistad, la tolerancia y la decencia son virtudes universales ajenas por completo a las ideologías. Deberían saberlo quienes me escriben apelando a la ofensa, la calumnia, la vulgaridad, la maledicencia, el rencor, la frustación, la grosería, la fatuidad y el odio. Son los mismos que ultrajan a su Patria, niegan sus raíces y se avergüenzan de ser cubanos. Considero que es un derecho legítimo de cualquier persona simpatizar o no con un sistema o con un gobernante. Pero nada justifica desprestigiar al país de nacimiento, ridiculizarlo con frases soeces o insultarlo con los peores epítetos . Con gente así no intercambiaré jamás una palabra.
Lo que sigue es un acuse de recibo de los últimos meses. La mayoría de los remitentes reside en el exterior, principalmente en EE.UU.
Mi sobrino Harold desde Japón, muy atento a lo que escribo... Esthercita Fernández, con mensajes llenos de amistad, siempre bienvenidos... Eduardo Ortega (Piki), gran amigo de quien no había vuelto a tener noticias... Teresita Cortiñas, cuya providencial localización junto a su querida familia debo agradecerle al ciclón Ike... Yayito Balbuena, hermano menor siempre tan presente en mi recuerdo... Anita Vázquez, otra buena amiga con quien he intercambiado mucho en la última semana... Virginia Díaz, muchacha del barrio a la que apenas conocía... Dania Torres, amable desconocida que asegura haber vivido en Manatí... Mi prima Estela Salgado, cuyos deberes de abuela apenas le dejan tiempo para escribirme... Elba Peiso, joven octogenaria a la que conocí hace un par de meses durante una visita suya a Las Tunas... Los hermanos Antolín y Aki Benítez, de cuya amistad blasono... Pablito Molina y Betico Cabrera, compañeros de juergas juveniles... Lupe Nápoles, mi hermana, colaboradora médica en Namibia... Jorge Luis Catalá, «un tunero de pura cepa», residente en Palma de Mallorca... Fernando Ferrera, colaborador en las islas Saint Kitts y Nevis... Aliuska López, manatiense e hija del difunto Armín, al lado de la dulcería... Osiris López, primo de Aliuska y también buen amigo... María Elena León, que halló en mi blog la información que buscaba... Juan Carlos Cuba, preocupado desde España por la actualidad tunera... Susana Maritza Salas, holguinera que vive en Mar del Plata, Argentina... Ángel Luis Sánchez, amigo y ex-integrante del grupo musical tunero Los Surik... Carlos Manuel Pérez y Migdalis Pérez, compañeros de estudios en la universidad... Yamilka Estrada, sobrina de El Comandante, personaje emblemático de las calles tuneras... Mis grandes amigos Amparo Beltrán y Félix Posada, en Bogotá, Colombia... Flor Guevara Agüero, otra del barrio y tal vez hasta pariente... Gabriel Vargas, mexicano agradecido por una anécdota que publiqué en mi blog sobre su compatriota Jorge Negrete... Juan Ramón Pérez Fajardo, puertopadrense ausente, nostálgico de los molinos de su tierra... Joaquín Estrada-Montalván, amigo y compañero de mi etapa universitaria... Nelson, colaborador médico en la isla de Dominica... Mi amiga Francisca Rivero (Paqui), desde la Embajada de Cuba en Londres... Alfredido, el hijo de Alfredo el Chino, desde Paraguay... Ramón Espino, cultor de la décima, desde México... Yoanna, radicada en Inglaterra y antigua investigadora del Museo Provincial... Tony Cáceres, amigo inteligente y culto, colaborador en Venezuela... Evelina, holguinera que escribe un libro sobre Rogelio Díaz Castillo, autor de La caldosa de Kike y Marina... Paula, brasileña amiga de Cuba... Ana Livia García, desde España, cuya nieta comparte con mi hija Sofía el mismo salón de un círculo infantil tunero... Mi vecino Kamir Bauzá, apasionado del béisbol y colaborador en Sudáfrica... El siempre atento doctor Alexis Barrios, colaborador en Venezuela... Claudio Marcelo, desde Argentina... Mi amiga italo-tunera Viviana Consentino, aficionada a la poesía y a la literatura... Amílcar Mejías, desde El Salvador... Alguien que se firma YRR, le sabe un mundo a Manatí y vive en Ucrania...A la nieta de La Chopa e hija de Mogollón, Puerto de Manatí, que no me dejó su nombre... A Manolo, chaparrero que levantó campamento en Inglaterra y cuyos correos tanto agradezco... ¡GRACIAS A TODOS!

7 comentarios:

Marilú Hernández dijo...

JUAN, HOY EN 26 EN UN MOMENTO QUE TUVE VISITÈ TU PAGINA Y ME MARAVILLÈ DE LA FOTO QUE TENÌAS EN LA PORTADA DE TU BLOG, AHORA YA EN LA CASA TRANQUILA, VUELVO PORQUE QUERÌA ESCRIBIR ALGO, Y "ROBARTE" LA FOTO... QUÈ PENA, AHORA NO ESTÀ, REVISA Y ARREGLALO, ES PRECIOSA.
AMIGA MARILU

Anónimo dijo...

Este blog es muy bonito.
Le Cuba est le pays où il y a le bonheur.
我愛古巴

Anónimo dijo...

Juan, te han dado un premio en el blog
http://imaginados.blogia.com

Salud y suerte

Joaquín Estrada-Montalván dijo...

saludos, aunque pase de amigo a companero en 24 horas

mia dijo...

Al fin llego Juan!

Enhorabuena por este excelente espacio

desde la bella Cuba que todos

soñamos y apreciamos!

Salgo viernes hacia Países Bajos

pero te sigo visitando

Aquí te dejo algo más de quien veo

que ambos queremos,Eduardo Galeano



Eduardo Galeano

Miedo Global

"Patas para arriba"

Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.

Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo.

Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.

Los automovilistas tienen miedo a caminar

y los peatones tienen miedo de ser atropellados.

La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje tiene miedo de decir.

Los civiles tienen miedo a los militares,

los militares tienen miedo a la falta de armas,
las armas tienen miedo a la falta de guerras.

Es el tiempo del miedo.

Miedo de la mujer a la violencia del hombre

y miedo del hombre a la mujer sin miedo.

Miedo a los ladrones, miedo a la policía.

Miedo a la puerta sin cerradura,

al tiempo sin relojes, al niño sin televisión.

Miedo a la noche sin pastillas para dormir

y miedo al día sin pastillas para despertar.

Miedo a la multitud, miedo a la soledad,

miedo a lo que fue y a lo que puede ser,
miedo de morir, miedo de vivir.


♥♥♥besos♥♥♥,mía que ya mismo te va a añadir

Anónimo dijo...

JUAN,tus hijas son preciosas, he leido algunos de tus articulos y son muy interesantes, me gustaria ver reflejada una resena, o historia, sobre el central de manati, como lo que fue originalmente, para que el mundo conozca lo importante que fue en otros tiempos, y alguna que otra historia sobre los personajes que por alli pasaron, saludos,creo que en aquellos tiempos se llamaba MANATI SUGAR COMPANY.SIN MAS YUDEL.

Anónimo dijo...

A Juan con cariño de Yamilka Estrada: Hola Juan mil gracias por a su vez sentirte agradecido de nosotros tus admiradores fieles eres increiblemente buen escritor te ganas tu público con tus memorias , tus comentarios etc gracias a ti por escribir cosas tan bonitas sigue asi que no nos falte nunca tus buenos escritos saludos desde Alemania Yamilka la sobrina del Comandante e hija de tu gran amigo Juan Estrada.

 
CUBA JUAN © 2010 Realizado por Diseño de Blogs