jueves, 26 de abril de 2012

La Fuente de Las Antillas

De todas las esculturas con que cuenta la ciudad de Las Tunas -llamada con justicia la capital cubana de esa manifestación artística-, la de más distinción y relevancia es, seguramente, La Fuente de Las Antillas, emblemática obra que la escultora Rita Longa, cuyo centenario celebraremos el próximo 14 de junio, emplazó en las proximidades del río Hórmigo para trasladar a códigos plásticos una de las fantasías literarias de Pedro Anglería, cronista del Gran Almirante Cristóbal Colón.
El conjunto, de 40 metros de largo por 30 de ancho, está sostenido por una armazón de acero con textura de ferrocemento recubierto con arena rosada de Guamá. Recrea la leyenda del cacique Jaias, quien, al morir su pequeño hijo, optó por conservarlo en su bohío dentro de una calabaza. Cierto día, cuatro jóvenes curiosos abrieron el singular sarcófago y, para su sorpresa, salieron al exterior peces y agua, con lo cual, según el referido mito, surgieron Las Antillas. 
La Fuente... está compuesta por cuatro figuras humanas que sostienen la calabaza, mientras a sus pies yace tendida una joven que representa a la isla de Cuba rodeada de elementos marinos de su flora y fauna. Aparecen también, simbolizadas en coral, las islas de Puerto Rico, Santo Domingo, Haití, Jamaica y la Isla de Pinos. Fue inaugurada el 24 de febrero de 1977 en el contexto del Tercer Encuentro Nacional de Escultores.

 
CUBA JUAN © 2010 Realizado por Diseño de Blogs